prev next

DOMINGO XIV

Mt 13, 1-23

"Esta parábola habla hoy a cada uno de nosotros, como hablaba a quienes escuchaban a Jesús hace dos mil años. Nos recuerda que nosotros somos el terreno donde el Señor arroja incansablemente la semilla de su Palabra y de su amor. ¿Con qué disposición la acogemos? Y podemos plantearnos la pregunta: ¿cómo es nuestro corazón? ¿A qué terreno se parece: a un camino, a un pedregal, a una zarza? Depende de nosotros convertirnos en terreno bueno sin espinas ni piedras, pero trabajado y cultivado con cuidado, a fin de que pueda dar buenos frutos para nosotros y para nuestros hermanos.

Y nos hará bien no olvidar que también nosotros somos sembradores. Dios siembra semilla buena, y también aquí podemos plantearnos la pregunta: ¿qué tipo de semilla sale de nuestro corazón y de nuestra boca? Nuestras palabras pueden hacer mucho bien y también mucho mal; pueden curar y pueden herir; pueden alentar y pueden deprimir. Recordadlo: lo que cuenta no es lo que entra, sino lo que sale de la boca y del corazón.

Que la Virgen nos enseñe, con su ejemplo, a acoger la Palabra, custodiarla y hacerla fructificar en nosotros y en los demás." Papa Francisco


San Benito

11 de Julio

"San Benito fue un árbol frondoso y fecundo: un árbol plantado junto a un río caudaloso. Su integridad de vida nos infunde aliento y vigor, porque estamos seguros que sus enseñanzas son el reflejo de su vida, y eso nos impulsa a practicar generosamente lo que nos pide. El sermón más elocuente y eficaz es el propio ejemplo, pues el que practica lo que enseña convence de que es posible aquello que aconseja".  San Bernardo

"Su recuerdo es para nosotros una fuente de gracias. Hoy mismo él proclama de tres maneras su amor al Señor y alimenta su rebaño con estos tres frutos: su vida, su doctrina y su intercesión" 

San Bernardo


Oración del Papa por la Pandemia del Coronavirus

Madre, intercede por nosotros tus pequeños hijos


¿Quién es Jesús para Tí?

Aquí te ofrecemos unas pequeñas reflexiones con el fin de poder ayudarte

a penetrar o profundizar en tu experiencia con Jesús

"No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva" (Deus caritas est, 1).

Si quieres compartir algo de este itinerario o compartir alguna duda o experiencia puedes escribir por este correo: experienciasconjesus@gmail.com