prev next

Sentencias de los Padres del Desierto

Un hermano preguntó al abad Poemen: "¿Qué significa lo que dijo el Señor: Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos (Jn 15,13)? ¿Cómo se hace esto?". El anciano respondió: "Si uno escucha un insulto de su prójimo y pudiendo responder del mismo modo, lucha en su corazón para aguantar y se hace fuerza para no contestar mal y hacer sufrir al otro, éste da su vida por el amigo."


ADVIENTO

El Adviento, este tiempo litúrgico fuerte que estamos comenzando, nos invita a detenernos, en silencio, para captar una presencia. Es una invitación a comprender que los acontecimientos de cada día son gestos que Dios nos dirige, signos de su atención por cada uno de nosotros. ¡Cuán a menudo nos hace percibir Dios un poco de su amor! Escribir —por decirlo así— un "diario interior" de este amor sería una tarea hermosa y saludable para nuestra vida. El Adviento nos invita y nos estimula a contemplar al Señor presente. La certeza de su presencia, ¿no debería ayudarnos a ver el mundo de otra manera? ¿No debería ayudarnos a considerar toda nuestra existencia como "visita", como un modo en que él puede venir a nosotros y estar cerca de nosotros, en cualquier situación?  BENEDICTO XVI

¿Quién es Jesús para Tí?

Aquí te ofrecemos unas pequeñas reflexiones con el fin de poder ayudarte

a penetrar o profundizar en tu experiencia con Jesús

"No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva" (Deus caritas est, 1).

Si quieres compartir algo de este itinerario o compartir alguna duda o experiencia puedes escribir por este correo: experienciasconjesus@gmail.com